Archivo de la categoría: Los Códices de México

Los códices de México: historias extraordinarias de María Sten

https://i0.wp.com/i.biblio.com/b/292m/199385292-0-m.jpg

¿Ké onda mi raza kerida, kómo andan today? Espero ke bien, porke yo ando de maravilla ñ_ñ. Y pues weno, komo ando de maravilla, he decidido dejarles una reseñita de otro libro ke me agradó bastante. Se llama Los Códices de México escrito por la filósofa e investigadora de las tradiciones y el teatro prehispánico María Sten. Veamos algo de su biografía antes de pasar a la reseña del libro:

https://i0.wp.com/2.bp.blogspot.com/_Ala1k-Ybvxk/SjGPDq2cQiI/AAAAAAAABLU/3FBLGwvQrh4/s400/Maria-Sten.jpg

María Sten vino a México para su doctorado en la Facultad de Filosofía y Letras de nuestra UNAM, en 1974, con el tema “El teatro náhuatl, un Olimpo sin Prometeo”. Había nacido muy lejos de nuestro teatro y del mundo náhuatl, en Polonia, en el centro y en las fechas de una Primera Guerra Mundial que estalló para negar todos los valores ilustrados en la cultura de Occidente.

María Sten estudió letras francesas en la Sorbona y, en 1975, comenzó a impartir sus cursos sobre Teatro Romántico y Teatro Moderno, en la UNAM, así como sus seminarios sobre Teatro Polaco y Teatro Prehispánico. Extremos del mismo universo escénico que la fascinaba.

También en la UNAM editó dos libros fundamentales para la investigación teatral en México: El teatro franciscano de la Nueva España y el segundo volumen de Teatro Náhuatl de Fernando Horcasitas. A mediados de abril próximo su Facultad presentará un libro que dejó en prensa sobre el teatro de conventos poblanos y, tal como me informa el doctor Oscar Armando García, se aprovechará la presentación para hacer un magno homenaje a su memoria.

Centenaria, María Sten falleció en la Ciudad de México hace menos de un mes, el 17 de enero de 2007.

Info tomada de La otra chilanga.

Pero kontinuemos mejor kon lo ke nos interesa, ke es el libro of kourse ñ_ñ.

Pondré la reseña ke viene en la kontraportada porke por mas ke buské, no hallé nada ni en inglés ni español del libro en internÉ y pues ajá ñ_ñ. Veamos:

https://i0.wp.com/www.somosprimos.com/sp2005/spdec05/codex.jpg

Andanzas y vicisitudes de los códices mexicanos.

Los códices mexicanos representan uno de los principales legados de las culturas indígenas para que podamos adentrarnos en su vida, creencias, costumbres e historia.

Desde un punto de vista didáctico y ameno, pero no por ello poco documentado ni alejado de la verdad científica o histórica, María Sten ha seguido sus huellas, las peripecias y aventuras de sus descubridores, y su destino final como piezas de museo o bibliotecas de inestimable valor.

Pocos “libros pintados” quedan en el mundo, y la mayor parte de ellos están fuera de México y son de difícil acceso. Aquí se pretende rescatar algo de lo que para el lector deben representar; texto e imagen se conjugan para contarnos algunas historias que en ellos se presentan y para situarlos en su contexto de alto valor universal.

María Sten es doctora en letras por la UNAM y desde hace años se preocupa por la antropología y las culturas prehispánicas. Ha publicado Diálogos con Coatlicue. Tres Matices de México. Ponte a Bailar. Tú Que Reinas y ha traducido al polaco a importantes escritores mexicanos.

Les dejo también una reseña que hizo La Jornada con motivo de rendirle homenaje y tributo a tan grande escritora y preservadora de nuestra historia.

Homenaje in memoriam en Filosofía y Letras

El país está en deuda con la investigadora María Sten

ARTURO JIMENEZ

Poetas, historiadores, antropólogos, lingüistas, filólogos y filósofos se unieron en su diversidad para rendir un homenaje in memoriam a la investigadora polaca-mexicana María Sten, y lograron una coincidencia común: el país está en deuda con ella, sobre todo por sus estudios acerca del legado cultural del México antiguo.

Nacida el 5 de junio de 1917 y fallecida el 17 de enero pasado, ayer la evocaron, entre muchos otros participantes, Miguel León-Portilla, Hugo Gutiérrez Vega, Juan Gelman, Alfredo López Austin, Andrés Henestrosa, Eugenia Revueltas y Elena Urrutia.

En una de las varias mesas y actividades del homenaje, realizado en el Aula Magna Fray Alonso de la Veracruz, de la Facultad de Filosofía y Letras, León-Portilla dijo que el trabajo de Sten se divide en cuatro áreas, todas relacionadas con la historia y el legado de los pueblos originarios de México.

La primera, agregó, como traductora al polaco de obras de autores mexicanos, como La visión de los vencidos y Los antiguos mexicanos, de él mismo. La segunda es su interés por los libros mesoamericanos, con obras como Las extraordinarias historias de los códices mexicanos.

La tercera es el teatro náhuatl y su relación con las danzas antiguas, con obras como Vida y muerte del teatro náhuatl, Ponte a bailar, tú que reinas, en alusión a un supremo tlatoani de México Tenochtitlán, y El teatro franciscano en la Nueva España. Fuentes y ensayos para el estudio del teatro de evangelización en el siglo XVI.

Y la cuarta, concluyó León-Portilla, su nueva edición de la obra de Fernando Horcasitas sobre el teatro náhuatl, en dos volúmenes.

Vida dedicada al teatro y la academia

Hugo Gutiérrez Vega, poeta y director de La Jornada Semanal, mencionó en cambio muchas otras áreas de interés de María Sten, aparte de su pasión por Mesoamérica, Nueva España y los escritores contemporáneos en lenguas indígenas: la sicología, la literatura mexicana, la española, la estadunidense, el teatro polaco, el modernismo.

Además, sus traducciones de autores en castellano a su idioma materno, como Benítez, Caso, Rosario Castellanos, Monterroso, Goytisolo, Carlos Fuentes. O a la inversa: Mrozek, Rósewicz, Skowroski, Witkiewicz, Kott, su homenaje a Kantor.

Y también, sus viajes por India, Alemania, Bélgica, Israel, China, Japón, Estados Unidos, su interés por los idiomas (polaco, español, inglés, francés, yidish), su promoción de intercambios culturales entre México y Polonia, sus libros de viajes, como De Varsovia a Oaxaca, su interés por Lope de Vega, Rosseau, Claudel, Kazantzakis, sus colaboraciones en La Jornada Semanal.

”Fue la de ella una vida dedicada al teatro, la academia, al estudio y la investigación. Mucho le debemos los mexicanos a María Sten”, resumió Gutiérrez Vega.

Sale pues raza amada, ahi se los dejo y koméntenle porfa =D.

Ateo!