Archivo de la categoría: Posadas Prehispánicas

La vera historia de las posadas…prehispánicas

https://i1.wp.com/1.bp.blogspot.com/_fF4uMv7n7rI/R13lWLYtLBI/AAAAAAAAALA/vF0BNB27DXQ/s400/posadas1.jpg

¿Ké onda raza? ¿Ya listos pa komenzar las posadas? Espero ke sí (y ke sigan aplikando la de “¡¡chupando ke’s gerundio!!” en el maratón eh ñ_ñ.

Weno weno, pero mejor sigamos kon lo ke nos akoncente desta vez, ke es… (redoble de tambores) LAS POSADAS PREHISPÁNICAS (todos digan ¡ohhh!)

Pues así es raza, me puse a investigar sobre esta celebración (uno ke siempre anda de ocioso y viendo a ver a kién chinga, ya saben, el espíritu de investigador ke tiene uno puesn XD) y… ¿ké kreen ke deskubrí O_O? ¡¡Pues ke era una celebración prehispánika!! (todos digan ¡ohhh! otra vez) Pues sí.

Resulta ke el origen de esta tradición muy mexicana (ya saben, komo el México Mágico no hay dos, ya lo decía dalí, ke no habia pais mas surrealista ke México XDD y ke no tendría porké venir a un pais mas surrealista ke sus pinturas…aunke esto no tiene nada ke ver akí, pero weno XD) es de “origen pagano” komo les gusta llamarlos a los imbéciles católicos (los pagrecitos y uno ke otro despistado de su grey) y no es mas ke la celebración al niño sol.

https://i1.wp.com/www.laprensa-sandiego.org/archieve/december20-02/pina5.jpg

Pero mejor veamos con mas seriedad el asunto y kontinuemos kon nuestras vidas.

Esto lo tomé de una página de maestros:

Representación del nacimiento del dios
Huitzilopochtli (Códice Florentino).

Los antiguos mexicanos celebraban en estas épocas el advenimiento de Huitzilopochtli y lo hacían con muchas y diferentes fiestas y rituales que ocurrían en el Panquetzaliztli, la última veintena del calendario azteca, que comprendía del 17 de diciembre al 5 de enero. Probablemente los franciscanos, en su tarea de evangelización, al ver que coincidía con la celebración europea de la Navidad, hicieron que concordaran las fechas y sustituyeron los personajes de esta celebración indígena. Así, las fiestas, danzas, carreras y rituales que conmemoraban el nacimiento del Niño Sol, coincidieron con el nacimiento del niño Dios.

Cada año, en el primer día del Panquetzaliztli se realizaba una ceremonia en honor del dios  Huitzilopochtli, el Niño Sol, para conmemorar su nacimiento el 21 de diciembre. La ceremonia comenzaba con una carrera encabezada por un corredor muy rápido que cargaba en los brazos una figura de Huitzilopochtli hecha de amaranto y que llevaba en la cabeza una bandera (pantli) de color azul (texuhtli). La carrera se iniciaba en la Gran casa del Sol (Huey Teocalli) y llegaba hasta Tacubaya, Coyoacán (Coyohuacan) y Churubusco (Huitzilpochco). Detrás del portador de esta imagen corría una multitud que se había preparado con ayuno.

Otra celebración que se hacía en esos días –y que le da nombre a este mes– es aquella en la que se ponían unas banderitas (pantli) de papel amate a todos los árboles frutales y plantas comestibles como zapotes, capulines, aguacates, guayabos, nopales, magueyes, etc. El día de la fiesta se sahumaban todos los árboles y se les ofrendaban tortillas (tlaxcalli) y pulque (meoctli) a fin de agradecerles sus frutos, que fueron alimentos durante el año. Esta celebración se asemeja al momento de las posadas cuando se rompe la piñata y se reparte la colación y el ponche. Pero era el día del solsticio de invierno, el 21 de diciembre, cuando el Sol había llegado hasta su máximo desplazamiento hacia el sur, cuando se celebraba el nacimiento del Huitzilopochtli. Para entonces el Sol ya había recorrido la bóveda celeste y había muerto el 20 de diciembre. Se decía que el Niño Sol se iba al Mictlán, lugar de reposo o de los muertos, donde se transmutaba en forma de colibrí para regresar al origen. Coincidentemente, el 24 de diciembre era el día en que el Sol resurgía en Malinalco –al sur– (Huitzilopochtli significa colibrí del sur), acarreando consigo una gran cantidad de danzas y fiestas que se empatan con la Natividad.

Misas de Aguinaldos.

Se sabe que las posadas comenzaron en el pueblo de San Agustín Acolman, a 40 kilómetros de Teotihuacán, cuando, en 1587, fray Diego de Soria obtuvo del papa Sixto V un permiso en el que permitía la celebración en Nueva España de unas misas llamadas ‘de aguinaldo’, del 16 al 24 de diciembre, y que se llevaban a cabo en los atrios de las iglesias. Entre estas misas se acostumbraba intercalar pasajes y escenas de la Navidad. Como atractivo se agregaban a la celebración luces de bengala, cohetes, piñatas, cantos y villancicos.

En el siglo XVIII, Carlos III prohibió estos cantos y fiestas. A través de un bando se prohibieron de tajo las fiestas en el atrio de la iglesia.

El bando decía claramente que se prohibían las fiestas en atrios y lugares públicos, pero al no mencionar las reuniones privadas, la gente comenzó a organizarse para reunirse en las casas. Así fue como surgieron las posadas, una en cada casa. A la muerte de Carlos III, cuando quisieron volver a poner en práctica aquellos cantos, muchos se habían perdido y olvidado. Las fiestas se retomaron en las iglesias, pero la costumbre de hacerlas en casa persistió y se fortaleció.

A las posadas se fueron agregando diversos elementos, como ofrecer a los invitados alimentos que variaban dependiendo de cada región; el baile, incluido ya en tiempos de la colonia, y la petición de aguinaldo encargada a grupos de niños y jóvenes. Pero así como se fueron agregando elementos, el religioso fue debilitándose. Ahora las posadas son más una manifestación pagana y muy propia de la cultura mexicana, aunque con un trasfondo religioso.

Esta info la saké de otra página en donde explican los simbolismos de cada cosa ke se usan en las posadas. Les dejo el link para todos los ke kieran ahondar más en el asunto ñ_ñ:

Esta actividad esta repleta se símbolos y analogías…. La piñata debe ser una piñata de 7 picos que representan los 7 pecados capitales pero además debe estar llena de dulces que representan la gracia de Dios, la venda en los ojos representa la fe, el palo representa a Dios y los que gritan representan a la iglesia católica.


El acto de romper la piñata puede interpretarse mas o menos de la siguiente forma: Cada uno de nosotros con una fe ciega (ojos vendados) en la ayuda de Dios (el palo) nos disponemos a combatir el pecado (intentar golpear la piñata), nuestros hermanos nos ayudaran y nos indicaran el camino a seguir para lograrlo mas fácilmente (los gritos de la gente) y cuando finalmente logremos vencer al pecado (romper la piñata) la gracia de Dios (los dulces) se derramaran sobre nosotros.

La posada termina con una convivencia en la que se puede dar de cenar a los invitados e inclusive puede haber bebida. Hay quien dice que la cena es para celebrar que se venció al pecado (se rompió la piñata). Los 9 días tradicionales de posadas se hacen en honor a los 9 meses de embarazo que vivió María.

Pues weno raza, komo ven, esos putos españoles de mierda, por evangelizarnos, nos vinieron a imponer otra más de sus kostumbres, sustituyendo (y eliminando de tajo) la tradición nuestra. Yo no sé ustedes, pero a mi esto me hace enkabronas un chingo, pero weno…

Espero ke hayan llegado hasta akí leyendo, ya ke si es así, felicidades, ya podrás presumirles a tus amiguitos sobre el origen y simbolismos de las posadas y las nenas se mojarán al verte y kerrán dártelas ñ_ñ De nada 😉

Ateo!