Archivo de la categoría: Aniv. de la Rev.

Masiosare Aniv. de la Rev.

https://i1.wp.com/www.american-buddha.com/zapata.2.jpg

¿Qué onda raza fiestera, cómo andan? Yo aquí en la weba de siempre ya saben. Cavilando sobre diferentes cosas y viendo otras que me hacen reir.

Y una de esas cosas que me hacen reir son los nombres que se dan casi casi sólo en México.

Pero, como dijera Jack el Destripador: Vamos por partes. Esto que les quiero comentar hoy es algo que la primera vez que lo vi me dio mucha risa y obviamente, no lo podía creer. Son 2 nombres que ciertamente, sólo en México se pudieron dar y estos son, claro está:

Masiosare y Aniv. de la Rev.

Analicemos de donde provienen para que esten mas enterados al respecto.


Masiosare

Es un nombre que si se puede decir es netamente 100% mexicano. Se dio gracias a un pedazo de una estrofa del himno nacional (mexicano of cors) en el que la mayoría de los mexicanos se pusieron a pensar desde el nivel preescolar y que a la postre dice así:

Estrofas

I

Ciña ¡Oh Patria! tus sienes de oliva
de la paz el arcángel divino,
que en el cielo tu eterno destino
por el dedo de Dios escribió.

Mas si osare un extraño enemigo

profanar con su planta tu suelo,
piensa ¡Oh Patria querida! que el cielo
un soldado en cada hijo te dio.


El imaginario mexicano desde el nivel preescolar siempre ha tendido a pensar que en ésta estrofa (que nunca han leído pero se la saben de memoría) nos habla del enemigo a vencer por haberse atrevido a plantar algo en nuestro suelo (¿marihuana podría ser, pregúntome yo?) y que hay que odiar a ese tal Masiosare. (Hay una página en donde hacen toda una historia de este ficticio personaje nacional, click aquí para leerla.)

Pero ¿Qué quiere decir en verdad este párrafo que ha hecho enojar a miles y miles de mexicanos? Fácil, la respuesta nos la da incluso el almanaque escolar (que hayan en cualquier dirección hasta de escuelita rural) en donde nos dice la interpretación correcta del párrafo mítico.

Más si osare = Pero si se atreviera. Un extraño enemigo = ídem. Profanar con su planta tu suelo = Deshonrar poniendo un pie dentro del territorio mexicano.

Esa es la correcta interpretación que se debe hacer del párrafo en cuestión para no entrar en confusiones que lleguen incluso a cometer la barbaridad de querer creer que “Mas si osare” es nombre propio en lugar de una sentencia en infinitivo y usarlo como nombre para algún niño que ni la debe ni la teme, todo por la ignorancia de sus jóvenes e incultos padres.

https://i2.wp.com/www.terra.es/personal3/pancho_villa/imagenes/villa5.jpg

Ahora pasemos a analizar el otro nombre que también por ignorancia (o mala leche) los padres han llegado a usar para nombrar a sus párvulos.


Aniv. de la Rev.

En México desde que los calendarios existen, se ha venido creando una tradición muy católica de nombrar a la prole del hogar con el nombre del día que marca el santoral calendarístico. Esto significa que si por ejemplo la fecha en la que naciste fue: 26 de mayo, entonces el nombre que toca poner sería:

Santoral Mayo 26

FELIPE NERI
ELEUTERIO
SIMITRIO

Y por lo general, los nombres de estos santorales nomás nunca convencen a nadie (moderno) en la actualidad. Pero a los abuelos y gente de pueblo (y uno que otro loco en las ciudades también) que aún tiene muy arraigada las creencias religiosas, es de ley que debe respetar los nombres del santoral no vaya a ser que el padrecito del pueblo de enoje y los condene por blasfemos y herejes modernistas destructores de las tradiciones y de la familia.

Es por esto mismo que si algún pobre niño incauto llega a nacer mero el 20 de Noviembre, el santoral marca ese día como el Aniversario de la Revolución Mexicana (y también como el día de los Félix, Edmundos, Octavios y Benignos) aunque en muchos calendarios -de esos que dan en la tiendita de la esquina o la tortillería de confianza- sólo marcan esta fecha con el acrónimo Aniv. de la Rev. (y obviando: mexicana -¿o debería ser mex.?-) creando una confusión tal en el mexicano común e iletrado que cree fervientemente que es un nombre propio de algún santo medio exótico de los muchos que tiene la iglesia en su santoral.

Estas confusiones en los nombres incluso han sido objeto de mofa para la televisión derechista de los Azcárraga (los televisos pues) que en uno de sus programas pseudocómicos como lo fue Chespirito a uno de sus personajes femeninos lo llamó (a manera de burla para las personas que usan el calendario para nombrar a su prole pero expuesto como “crítica social” según ellos): María Expropiación Petronila, mejor conocida como: La chimoltrufia. Esto por haber nacido (según el guión y el perfil del personaje cómico) un 18 de Marzo…día de la expropiación petrolera en México.

Por cierto, en este blog podrán encontrar aún más nombres graciosos y que no tienen que ver con albures. Den click aquí para leerlo.

También, este tipo de nombres raros y graciosos ha empezado a despertar el sentimiento pseudohumanista en los políticos, que muy preocupados por la mofa de la que podrán ser burla estos niños, quieren hacer leyes que prohiban o más bien, que aconsejen y asesoren a los empleados del registro civil a apelar contra los padres de familia desconsiderados por querer ponerle un nombre ridículo a su progenie. En este link del Diario El Universal del 19 de marzo de 2010 podrán leer esto que les digo.

Y pues bueno raza, una vez aclarado esto de los nombres raros y graciosos en el imaginario mexicano, les doy la bienvenida a este mes patrio, que como ya saben los que me han leído desde el año pasado, iré poniendo cosas 100% mexicanas para conmemorar tan patrio mes.

Nos videamos luego mis queridos drugos.

Pásensela chido.


¡Ateo!